Visitando el Museo Afroantillano de Panamá

El Museo Afroantillano como lo conocemos hoy en día, originalmente era una capilla de la iglesia protestante de los antillanos. Este grupo vinieron por la construcción del Canal de Panamá. Su construcción se remonta entre 1909 a 1910 pero en 1980 se convirtió en un museo que conmemora el esfuerzo de la mano de obra antillana en nuestro país y el legado cultural que nos han dejado en Panamá.

Museo AfroAntillano

En esta segunda serie del mes de la etnia negra en Panamá, les estaré hablando de mi visita al Museo Afroantillano y que podemos ver durante el recorrido.  

Información previa de la visita al Museo Afroantillano

Ubicación

El Museo Antillano está ubicado en la esquina de la calle 24 y Avenida Justo Arosemena, cerca de la estación del metro 5 de Mayo y de la Zona Paga de Marañon). Puedes ir en Bus, Tren o en auto.

Horarios y Precios

El horario es de Martes a Domingo, de 8am a 4pm

El precio está a:

  • 1.00 adultos
  • 0.50 estudiantes
  • 5.00 Grupos escolares

Recorrido en el Museo Afroantillano

A pesar de ser un pequeño museo, con decirte que mi recorrido duró aproximadamente media hora, aún así empecé a ver los motivos que los antillanos llegaron a Panamá. Se instalaron en el istmo de Panamá, trayendo sus costumbres y hoy en día forman parte de nuestra cultura.

Vestimenta de la mujer antillana en Panamá

En la segunda sección del museo, observé como los antillanos desde su llegada han aportado al avance de la sociedad panameña, tales como:

  • Tradiciones religiosas, sobretodo la corriente protestante. Se observa en Panamá, Colón y Bocas del Toro.
  • En el deporte muchos han traído medallas o trofeos representando a Panamá, como Irving Saladino.
  • Arte
  • Educación
  • Diversas profesiones como abogados, maestros, empresarios, entre otros.

En esa misma sección observé una recompensa a un empleado de origen antillano por su esfuerzo en el funcionamiento del Canal de Panamá ¡Felicidades!

Aprendí acerca de la migración de los antillanos en Panamá. Principalmente procedían de Jamaica y Barbados, eran muy alfabetos. Sin embargo, decidieron hacer trabajos duros para contribuir con la construcción del ferrocarril transístmico y del Canal de Panamá. SE observa un pequeño riel y un vagón del ferrocarril transístmico, representando la mano laboral antillana.

Museo Afroantillano
Exhibición del vagón del ferrocarril transístmico

Dentro del museo explican que es el Gold Roll y el Silver Roll. Era la nómina de pago de los trabajadores del Canal de Panamá. El Gold Roll son los asalariados mejores pagados (era exclusivo para estadounidenses blancos) y el Silver Roll eran los salarios más bajos (eran el resto de los funcionarios que trabajaban en el Canal). En el Tratado Torrijos-Carter de 1977 le puso fin a la desigualdad salarial.

Dentro de las piezas arqueológicas que hay, pude ver una antigua plancha de cabello (créame no son como las que tenemos en nuestras casas). Eran de hierro y madera, se calentaba la plancha en la estufa y se aplicaba vaselina con el cabello limpio. Era un método antiguo que usaban las mujeres antillanas para alisarse el cabello (muchas mujeres que tienen 50-60 me han contado que ellas en su juventud utilizaron la plancha de hierro).

Museo afroantillano
Plancha de hierro. Método utilizado para alisar el cabello.

Casas Antillanas

Se observa un modelo a escala de las casas Guachapalí, eran el lugar de mayor residencia antillana. Estaba ubicado en El Marañón y comprendía desde calle 17 hasta calle 21.

Casa Guachapalí, Museo Afroantillano
Casa Guachapalí

En la última exhibición, podemos ver cómo eran sus casas por dentro (en realidad eran pequeños pero sabían distribuir los espacios).

En la primera parte, se puede ver como eran los dormitorios.

  • Una cama llena de colchas (eran retazos de telas que se cocían en forma circular a mano), personalmente tenía una pequeña en mi casa.
  • Letrina, ya que no contaban con baños.
  • Peinadora de madera.

A lado se encuentra la lavandería y la cocina (en un mismo espacio). La plancha se calentaba en la estufa para poder planchar la ropa.

Por Último, se observa que los todos los muebles eran de maderas. Comprende de un comedor con su aparador (mueble en que puede poner cerámicas), guarichas (lámparas de vidrio que verten Keroseno) y una silla mecedora. En la mesa hay encima un bon que es un pan de origen antillano que actualmente se come en Semana Santa (personalmente yo como bon en cada semana santa, es una tradición en mi familia)

Museo Afroantillano
Ejemplo de una vivienda afroantillana. Podemos apreciar los muebles que amueblaban su casa

En Conclusión

Mi visita al Museo Afroantillano fue muy divertido, porque a sido trasladarme al pasado de los antillanos y ver lo que nos han dejado. El bon por ejemplo que lo comemos en Semana Santa y nos han aportado al avance en la sociedad.

Si te gustó este artículo, dale me gusta y ayúdame a compartirlo en tus redes sociales.

¡Que Dios les bendiga y nos vemos en la próxima aventura!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.